Venezuela cierra su mercado a carne nicaragüense

13 diciembre, 2017
in Category: Negocios
0 0

Venezuela cierra su mercado a carne nicaragüense

Venezuela cierra su mercado a carne nicaragüense

El sector no descarta que el próximo año Venezuela reanude sus compras de carne, que en su momento de auge rondaron las 36.000 toneladas anuales.

Por La Prensa 

Venezuela, que se había convertido en el segundo mercado para la carne nicaragüense, desde octubre pasado está cerrado para este producto, que ahora enfrenta el reto de ampliar las cuotas que coloca en mercados tradicionales y conseguir nuevos compradores.

Para evitar las consecuencias que podría significar la pérdida abrupta de este comprador, el sector privado en su momento insistió, sin éxito, en la necesidad de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) para regir esta relación.

“Las exportaciones de carne bovina llevaban este año un ritmo extraordinario. Sin embargo, desde finales de septiembre y por el resto del año se paralizaron los envíos a Venezuela, prácticamente llegamos a cero”, dijo Onel Pérez, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne).

“También tuvimos un bajón en las exportaciones a Panamá y como ustedes conocen, a Honduras tenemos ya ocho años de no poder exportar”, agregó Pérez.

Atribuye el cierre de ese mercado a la drástica reducción que ha registrado el volumen de intercambio que contempla el acuerdo petrolero firmado entre Venezuela y los países del Alba. “Eso era como una especie de intercambio que teníamos, ellos nos mandaban petróleo y nosotros les mandábamos alimentos y de todo lo que se estaba enviando la carne era el principal producto”, sostiene Pérez.

Los temores por sanciones

Sin embargo, antes que cesaran los pedidos de productos cárnicos nicaragüenses por parte de Venezuela, el sector temía que estas compras se interrumpieran debido a las sanciones que en agosto pasado Estados Unidos le impuso al Gobierno de Venezuela y a la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), empresa dueña del 51 por ciento de Alba Alimentos de Nicaragua SA (Albalinisa), empresa local con la que se negocian los envíos de alimentolas/ al país suramericano.

“Temíamos que Estados Unidos, que es el principal destino de todas nuestras exportaciones pusieran algún tipo de reparo a las exportaciones de carne o algún tipo de limitaciones a nuestra carne a través de los compradores que tenemos en Estados Unidos, esa era una posibilidad que existía. Pero al final no fue necesario dejar de mandar carne a Venezuela, ya que prácticamente ellos dejaron de comprarnos”, explica Pérez.

El sector no descarta que el próximo año Venezuela reanude sus compras de carne, que en su momento de auge rondaron las 36.000 toneladas anuales, que a un precio promedio de US$4,800 por tonelada generaban unos US$172 millones.

No obstante, sería una transacción entre empresas privadas que debería manejarse bajo el mecanismo de cargamento enviado, cargamento pagado.

Esperan nuevos retos

Ante este contexto, Pérez dice que “el próximo año se esperan nuevos retos para la colocación de la carne nicaragüense, tras el paro aparentemente indefinido de las exportaciones a Venezuela, segundo principal destino del producto”.

De momento la salida que se contempla es incrementar el volumen de envíos a Estados Unidos, donde siempre existen compradores. Sin embargo, este mercado solo absorbe carne industrial, porque además es la más barata. Por tanto, deben redoblar los esfuerzos por abrir nuevos mercados, especialmente para los cortes selectos.

“Vamos a pasar de unas cuatro mil toneladas mensuales que mandamos a Estados Unidos a unas 5,600 o 6,000 toneladas, pero hay otros cortes selectos que tenemos que enviar a otros mercados”, dice Pérez.

Añade que otra opción que le queda al sector es incrementar también los envíos a mercados tradicionales de Centroamérica y seguir gestionando la reanudación de las compras por parte de Venezuela.

Otros mercados

Además, existe la posibilidad de abrir nuevos mercados para los cortes selectos, como el chileno y otros del sudeste asiático.

“El mes pasado vino gente de Chile para hacer la inspección de las plantas, esperamos que algunas de ellas sean aprobadas”, dice Pérez y agregó que también existen posibilidades en países del sudeste asiático, como Hong Kong, Tailandia y Singapur, donde representantes del sector exploran posibilidades de abrir mercado a sus productos.

Con respecto a Corea del Sur, con el que recientemente Centroamérica firmó un tratado comercial, Pérez asegura que no existe posibilidad de vender carne en ese mercado.

“Con Corea está muy complicado, el tratado no nos favoreció en nada, la carne quedó muy mal en ese tratado. Estamos totalmente en desventaja con Estados Unidos con la entrada a ese mercado de carne de Estados Unidos y Australia y realmente ellos tienen un tratado con Corea que lleva muchos años de haber desgravado la carne”, explica Pérez.

Desde el inicio la relación comercial con Venezuela, regida por afinidades políticas entre los gobiernos de ambos países, el sector cárnico y otros exportadores de alimentos abogaron por la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) que rigiera la relación comercial, pero nunca lograron ni siquiera que las autoridades lo contemplaran como una posibilidad.

Incluso, representantes de la empresa privada nicaragüense confirmaron a LA PRENSA en 2010 que habían presentado al Gobierno un borrador de lo que podría haber sido el TLC con Venezuela, pero no obtuvieron ninguna respuesta positiva.

El reporte de envíos del Cetrex

Pese a que desde finales de septiembre cesaron los pedidos de carne por parte Venezuela y que desde octubre no se manda este producto, las estadísticas del Centro de Trámites de las exportaciones (Cetrex) reportan que este año la carne es el principal producto que ha comprado ese mercado.

El reporte de envíos realizados entre enero y noviembre a ese mercado incluye 15,470 toneladas por un monto de US$76.58 millones, como el principal producto, seguido de US$13.13 millones obtenidos por la exportación de 29,981 toneladas de azúcar y US$12.06 millones  obtenidos por la venta de 16,386 toneladas de leche entera.

En total Venezuela compró en el período de referencia 70,615 toneladas de alimentos por las que pagó 116.85 millones de dólares.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos