Transporte naviero de El Salvador vive una leve recuperación

28 diciembre, 2017
in Category: Economía
0 0

Transporte naviero de El Salvador vive una leve recuperación

Transporte naviero de El Salvador vive una leve recuperación

En 2016 Centroamérica tuvo una movilización de carga total de 141.75 millones de toneladas métricas.

Por El Salvador 

El transporte de carga marítimo está viviendo una lenta recuperación no solo en El Salvador, sino a nivel mundial, “aunque leve”, pero se está levantando luego de la drástica caída que sufriera por la crisis del 2009, la baja en los precios del petróleo y una lenta dinamización del mercado en los últimos ocho años.

En El Salvador los números indican que el mercado de transporte de carga marítimo ha crecido el 5.33 %, debido a los volúmenes de contenedores que se mueven por importaciones y exportaciones, explicó Ricardo Cruz, director ejecutivo de COMISA, agencia naviera que representa en El Salvador a Nippon Yusen Kaisha – NYK LINE.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) publicó en su Perfil Marítimo y Logístico 2016, que el comercio de contenedores en los puertos de Latinoamérica se había reducido; y El Salvador no entraba dentro de los primeros 10 puertos con mayor movimiento comercial, pero ahora las cosas comienzan a mejorar.

En 2016 Centroamérica tuvo una movilización de carga total de 141.75 millones de toneladas métricas (TM); lo cual comparado con 2016 implicaba una reducción del 6.42 %.

Sin embargo, COMISA explicó que en 2017 se observó un leve repunte del sector.

De acuerdo con los datos de la Comisión Centroamericana de Transporte Marítimo (Cocatram), al segundo trimestre de 2017, el país movilizó 3.507.95 toneladas métricas de carga versus el 2016 que se transportaron 3.330.58 toneladas métricas, representando un alza del 5,33 %.

Asimismo, los valores de movilización de carga han mejorado para el sector, permitiendo que en los últimos meses los costos para movilizar un contenedor con carga de un destino a otro oscilara entre los US$2,500 y US$3,000, en el mercado naviero, luego de venir de costos de US$1,000 entre el 2015 y 2016.

Estos precios no dependen tanto de la distancia del destino, sino de que haya carga qué mover, ya que las pérdidas se originan por contenedores vacíos, por espacios en los buques o contenedores parados en los patios portuarios.

Además el crecimiento del mercado naviero depende del crecimiento económico de cada país; en este sentido la balanza comercial de El Salvador le juega un poco en contra. Solo en el 2016 se movió tres o cuatro veces más contenedores de importación que de exportación.

“Lo ideal para el mercado naviero es importar, ensamblar y exportar, ir a un destino en el que mi contenedor no regresará vacío, sino que siempre moveré producto, materia prima, se debe maximizar el uso del contenedor”, dijo Cruz.

Agregó que el crecimiento del mercado naviero depende del crecimiento de la economía nacional, de las políticas de atracción de inversión, de las condiciones favorables de la región, incluso de los fenómenos climáticos en tanto que puedan mover barcos o no”, explicó.

Para las navieras un contenedor parado no es negocio; el objetivo es que el barco esté el menor tiempo posible en el muelle y el contenedor el menor tiempo en el patio esperando.

“Solo tener un contenedor sentado en el pasto es dinero, por cada día tener un contenedor parado en CEPA cuesta $11, es decir que genera gastos y no ingresos”, detalló.

Movimiento de carga

Los contenedores de carga que salen de El Salvador se dirigen mayormente a Estados Unidos y Asia, conteniendo generalmente azúcar, café, desechos de metal, papel y hierro (reciclaje).

En noviembre las importaciones son de productos de consumo, como electrodomésticos, muebles y juguetes, y todo lo que se vende en Navidad y fin de año; además de materia prima como tela, productos para la elaboración de jugos y para elaboración de botellas plásticas.

El producto que más exporta El Salvador es el azúcar y productos de maquila; sin embargo, según cuestionan los empresarios del sector, el gobierno no se ha preocupado por incentivar un producto específico para la exportación, es decir que no hay una apuesta por impulsar un sector estratégico.

La crisis de 2009

Los buques de gran capacidad, que pueden llegar a transportar hasta más de 12 mil TEUS o contenedores desplazaron a los de menor calado, el desbalance de oferta y demanda y la crisis de los precios del petróleo afectaron a las navieras, los costos cayeron a niveles “históricos”.

“Navieras que no tenían la solidez para aguantar la crisis fueron desapareciendo por lo que los espacios en los buques de carga se fueron reduciendo, pero los costos de la movilización bajaron al igual que las ganancias”, explicó el director ejecutivo de COMISA.

Según Asekuransa.com, también se dio la quiebra de Hanjin Shipping, considerada como “la mayor bancarrota de la historia de la industria del transporte marítimo; pues se declaró en quiebra al no poder hacer frente a su deuda que superó los US$4.000 millones dejando así 540,000 contenedores varados en el mar”, lo cual terminó afectando al rubro mundial.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos