¿Sabía que Samsung exportaba pescado y Nokia vendía ruedas?

Samsung curved OLED TV

Tomado de T3

Fuente: La República (Colombia) Jueves, 09 de Enero de 2014 11:23

Una palabra lleva a nuestro cerebro a pensar en otra inmediatamente. Haga un trabajo de asociación. Si alguien le dice Samsung, usted contesta... ¿está pensando en un smartphone? ¿en un televisor? Pues responder pescado seco puntúa doble.


En sus inicios, lo fue de los miriñaques de los vestidos, las ballenas de los corsés, las cuchillas de afeitar o las esquiladoras de caballos. Peugeot también exploró el mercado de las máquinas de coser, y no es la única marca automovilística con un pasado relacionado con la costura. Adam Opel fundó en el año 1862 su empresa de máquinas de coser en Alemania.

Después se lanzó a fabricar bicicletas, el primer paso hacia el actual emblema de la marca: los coches. Y más empresas vinculadas a las cuatro ruedas empezaron con negocios muy dispares.

Otro ejemplo es Suzuki, nacida en el año 1908 y dedicada a la fabricación de telares. Hasta que en 1951 la industria del algodón colapsa y, entonces, se deciden a relanzar su fabricación de automóviles, que había comenzado unos años antes. De los automóviles a los neumáticos, en concreto los que fabricaba Nokia antes de especializarse en las comunicaciones.

El finlandés Fredik Idestam abrió una fábrica de pulpa de madera para la fabricación de papel en el año 1865. Con el paso del tiempo, se instaló junto a ellos una empresa de caucho. ¿El resultado? Una fusión que originó Nokia y que fabricaba desde calzado a neumáticos. Años después, una tercera empresa de cableado se unió al conglomerado, y así empezó la vocación tecnológica de la compañía.

¿Un cambio más radical que el de las botas de goma al móvil? Sí, existe. De fabricar revólveres a producir bicicletas. La innovación fue la mejor arma de Orbea, una empresa fundada en 1840 y que es un referente a nivel internacional en el negocio de las dos ruedas. Antes producía 80.000 pistolas al año.

Samsung y el pescado seco

El negocio de Samsung no ha sido siempre el de los móviles y otros dispositivos tecnológicos. Byung-Chull Lee fundó la empresa en 1938 en Daegu (Corea) para la exportación de pescado seco, vegetales y frutas. Al cabo de tan solo una década, Samsung -que significa tres estrellas en coreano- ya contaba con sus propios molinos de harina, así como con operaciones de fabricación y venta propias.

En 1969 se une a Sanyo Electronics y comienza su ascensión al emporio de la electrónica.

Opel: inicios junto a máquinas de coser

Wir leben Autos (literalmente, "Nosotros vivimos los Automóviles"), es el lema de la empresa Opel, pero su historia, que comenzó hace 151 años, no se remonta a los coches.

Adam Opel fundó su fábrica de máquinas de coser en 1862 y después la amplió al mundo de las bicicletas. Fueron sus herederos los que iniciaron la andadura de la compañía alemana en el negocio de los automóviles.

Nokia: del neumático al teléfono móvil

La historia de Nokia se remonta al año 1865, cuando Fredrik Idestam y su mujer abrieron una fábrica de pulpa de madera para la fabricación de papel en Finlandia. Unos años después se unió a una empresa vecina y empezaron a fabricar botas de goma y neumáticos.

En el año 1922, el grupo se hizo con una compañía de cables de Helsinki y así comenzó su expansión en el mundo de las telecomunicaciones.

Peugeot empezó con miriñaques

Miriñaques de los vestidos y ballenas de los corsés, molinillos de café, hojas de afeitar, las esquiladoras de caballos... las divisiones que exploró la empresa Peugeot antes de convertirse en una de las grandes del motor son variadas, siendo el acero, el origen directo de la actual marca. Durante generaciones, los Peugeot van innovando y aumentando su número de fábricas hasta que Armand Peugeot comienza las actividades automovilísticas que harán célebre a la casa. Otra de las divisiones más desconocidas de la compañía que todavía está operativa es la del mecanismo de los saleros y los pimenteros.

Orbea, de las armas a las bicicletas

La compañía Orbea Hermanos fue fundada en el año 1840 en Eibar para la fabricación de revólveres. Su producto tenía tanto éxito, que daban trabajo en 1895 a 50 operarios y producían 80.000 pistolas al año. ¿Cómo pasaron a fabricar bicis? En 1924 Orbea se escindió en dos. Una de las compañías resultantes acabaría absorbida por Unión Española de Explosivos y la otra empezaría a fabricar prensas, fresadoras, taladros y bicicletas. A partir de 1971 Orbea centra su negocio en el actual: el deporte y el ciclismo.

Detalle de imágenes
Noticias relacionadas