Cría de cabras y ovinos, nueva área de inversión en Panamá

Fuente: La Estrella Viernes, 03 de Septiembre de 2010 09:56

El consumo de leche y carne de cabra en Panamá está tomando mayor auge. La actividad s.e desarrolla a nivel nacional


Hace 20 años, en Panamá a nadie se le hubiese ocurrido que la cría de caprinos y ovinos podría ser un negocio rentable, explica La Estrella de Panamá.

Hoy día la realidad es otra, y la actividad la desarrollan más de 10.000 productores a nivel nacional. Las tres provincias en donde hay una mayor presencia de caprinos y ovinos son Panamá, Colón y Coclé.

Estimaciones de la Asociación Panameña de Ovinos y Caprinos (APOCAP) indican que en el país diariamente se procesan cerca de 1.800 litros de leche cruda de cabra, la cual es transformada, en un 75%, para la elaboración de yogur, 15% para queso y el 10% restante en leche fluida.

Al igual que la de cabra, la leche de oveja o cordero es utilizada para la preparación de estos subproductos, pero el animal es destinado mayormente para la comercialización de carne.

La carne de cordero en el país y el mundo es consumida regularmente por las comunidades italianas, griegas, hindúes, musulmanas, hispanas, chinas y del este de Europa.

Sin embargo, la oferta de productos caprinos y ovinos panameña sólo satisface apenas el 30% de la demanda del mercado nacional.

Una fuente ligada al sector sostiene que para abastecer la demanda local se requiere del ordeño de casi 5.000 animales más, y así lograr más de 15.000 litros de leche diarios.

Actualmente los productores venden el litro de leche de cabra a un dólar, aunque la aspiración es US$1,50.

Entre los productores que han invertido en el negocio de la cría de cabras está Fernando Fernández, quien incursionó desde hace seis años en la actividad en Colón.

El productor comentó que el Gobierno Nacional está haciendo esfuerzos para mejorar la genética de los animales, y prueba de ello son los sementales que se encuentran en Divisa, provincia de Herrera.

Una de las iniciativas que propone el capricultor es que en Panamá se inicie una campaña alusiva a las propiedades y bondades de la carne y leche de ambos animales, para que el consumo sea mayor.

Para Fernández, el futuro de la actividad es más promisorio debido a que recientemente la actividad caprina y ovina fue incluida en la Ley 25 del 4 de junio de 2001 o Ley de Transformación Agropecuaria.

Otro productor e industrial inmerso en el negocio es Hugo Castillero, quien a sus 29 años de edad es propietario de Productos Lácteos de Cabra, S. A., y además es dueño de una finca caprina de 60 vientres.

A nivel industrial cada semana Castillero procesa unos 100 litros de leche caprina para transformarla en yogur y queso.

En la actualidad, el empresario se encuentra a la espera de la verificación de los inspectores de la cadena de supermercados Rey y Romero de Chitré, en Herrera, y de David, en Chiriquí, respectivamente, para la introducción de sus productos en estos comercios.

Un proyecto que adelanta el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) en Coclé es la cría de cabra y ovejas en los Institutos Profesionales y Técnicos (IPT) de la provincia.

José Pacheco, director del MIDA en Coclé, dijo que es necesario llegar a los colegios, sobre todo a los agropecuarios, para que los estudiantes se capaciten y tengan mejores resultados para su campo laboral.

El plan piloto arrancó en el IPT de La Pintada, en donde estudiantes y docentes trabajarán con los animales directamente, al igual que el Centro Educativo de Caimito y el de San Roquito de Olá.

Pacheco reveló que el proyecto es un esfuerzo público probado, ya que se cuenta con el apoyo de la empresa brasileña Born Animal Biotecnology Embriones, la cual se dedica a la transferencia de embriones, además de la inseminación artificial de las hembras, y así mejorar la genética de los animales.

Noticias relacionadas