General Motors alcanza un beneficio récord dos años después de su quiebra

Chevrolet Cruze

Cortesía de Grupo Q.

Fuente: Misfinanzasenlinea.com Jueves, 16 de Febrero de 2012 11:46

Fabricante obtuvo un beneficio neto de US$7.600 millones.


El gigante del motor estadounidense General Motors anunció que en 2011 alcanzó un beneficio neto récord gracias a la fortaleza de sus ventas en EE.UU. y China, tan sólo dos años después de una quiebra por la que casi desapareció.

GM, recién proclamado primer fabricante mundial del motor tras la caída de Toyota, obtuvo un beneficio neto de US$7.600 millones, un aumento del 62% respecto al beneficio de 2010, el mejor resultado de sus 103 años de historia.

Antes de impuestos e intereses, GM obtuvo un beneficio de US$8.300 millones, un 18% de mejora frente al resultado de 2010.

Gran parte de esta mejora se debió a la fuerte subida de ventas y del beneficio en Estados Unidos y en mercados emergentes como China, mercados que espera que en 2012 sigan creciendo y fundamenten su recuperación.

Pese a todo, en el último trimestre del año el beneficio neto no subió como se esperaba y se situó en los US$500 millones, debido a la caída de ventas en Europa de la filial Opel, pese a lo cual los ingresos totales aumentaron a nivel mundial un 3% interanual hasta los US$38.000 millones.

GM, que redujo su tamaño tras ser rescatado por el Gobierno estadounidense, ha conseguido rentabilizar en 2011 mejor su estructura productiva con vehículos compactos y de bajo consumo para el mercado estadounidense y un aumento de su presencia en China, el primer mercado mundial de automoción.

Los ingresos por ventas de GM aumentaron un 11% hasta los US$150.300 millones en todo 2011, con unas ventas de 9,03 millones de vehículos en todo el mundo, dato con el que arrebató el número uno del motor mundial al japonés Toyota que aún se recupera del impacto del terremoto del 11 de marzo.

"Hemos aumentado nuestra cuota de mercado mundial e hicimos inversiones estratégicas en nuestras marcas en todo el mundo", evaluó Dan Akerson, consejero delegado de General Motors.

Akerson indicó que la compañía buscará ahora aumentar su oferta de vehículos de alta gama y crossover, después de experimentar un cambio de personalidad durante la crisis económica que le ha llevado a ofrecer más coches compactos y de bajo consumo.

No obstante, indicó que este año deberán hacer frente a un mayor gasto de pensiones de sus trabajadores, mientras que continuará su política de inversiones en nuevos productos y tecnologías.

El Gobierno estadounidense, que aún posee el 26% de la compañía, ha utilizado la recuperación de GM como un ejemplo de la recuperación del sector manufacturero del país y la salida de la crisis económica.

No obstante, en una conferencia con analistas de mercados, GM reconoció que en 2012 la compañía tendrá que mejorar sus resultados en Europa y Latinoamérica, dos regiones donde registró pérdidas en el año 2011 de US$747 y US$225 millones, respectivamente.

Los analistas financieros mostraron su preocupación de que la capacidad productiva en Europa esté sobredimensionada en la filial Opel, mientras que GM indicó que en 2012 será clave la evolución de la crisis en la zona euro.

En Latinoamérica, GM prevé modernizar la oferta de vehículos, con nueve nuevos modelos, para recuperar su posición frente a fabricantes japoneses y surcoreanos.

El éxito de GM ha estado acompañado por la salida de la gran crisis de Detroit en 2008 y 2009 que casi hizo desaparecer al grupo Chrysler, que solicitó protección por bancarrota y ahora es propiedad de la italiana Fiat, y puso al filo de la quiebra a Ford.

Ford presentó recientemente un beneficio neto para 2011 de más de US$20.000 millones, mientras que Chrysler obtuvo US$183 millones, su primer resultado positivo desde 1997.

Detalle de imágenes
Noticias relacionadas