Unilever invertirá hasta US$100 millones en región Andina y Centroamérica

Logo Unilever

Imagen

Fuente: La República (Colombia) Miércoles, 16 de Marzo de 2011 09:30 (modificado)

Al final de este día un total de 2.000 millones de personas en el mundo habrán usado un producto que en algún extremo del envase lleva impreso el logo de Unilever.


Con esta misma dimensión, la multinacional no escatimará este año en invertir entre US$80 y US$100 millones en la Región Andina y Centroamérica para "mejorar lo que ya se hace bien", según lo aseguró el nuevo presidente de Unilever para esta zona, Fernando Acosta.

Aunque el vocero no precisó cuánto de esta suma se inyectará directamente en Colombia (donde poseen dos plantas de producción), el directivo explicó que este año Unilever se focalizará en el territorio nacional para fortalecer su presencia comercial en nichos comerciales donde aún no han conquistado el liderazgo, como el de desodorantes. "Estamos muy cerca de ser los líderes en algunos mercados pero aún no somos tan fuertes como deberíamos ser. Tenemos la mejor tecnología del mundo y mucho conocimiento para hacerlo. Por ejemplo, el primer desodorante que se usó en China fue de la marca Unilever", dijo Acosta.

Y así como es significativo el afán por crecer comercialmente en la Región, en Unilever es una prioridad que el desarrollo comercial se haga de manera sostenible. El vicepresidente de Supply Chain para la Región Andina y Centroamérica, Joao Carlos Biarari, explicó que desde 2004 hasta la actualidad Unilever ha logrado reducir en 27% el consumo de agua en procesos productivos, en 26% los residuos sólidos y en 25% las emisiones de C02. "La sostenibilidad es un concepto global en la compañía. La meta es duplicar nuestro negocio reduciendo a la mitad el impacto ambiental para el año 2020".

Abrirán un centro de reciclaje en Cali por US$10 millones

¿En qué consiste la inversión que Unilever hará este año en el centro de producción en Cali?

Después de montar en la década del 90 nuestro centro de producción y distribución en esa ciudad, notamos que era indispensable cerrar la cadena productiva y por eso en el tercer trimestre de 2011 estaremos inaugurando una planta de reciclaje de desechos. Queremos operar reduciendo al máximo el impacto ambiental. Ya lo veníamos haciendo, como por ejemplo con el sistema de tratamiento de aguas en las fábricas que nos permite tener un ahorro de 8 millones de litros anuales, pero es necesario mejorar lo que hemos venido haciendo.

¿Cuánto se invirtió para esto?

Esto es un centro que requirió aproximadamente US$10 millones.

¿Reciclarán todo tipo de materiales?

Sí. Vamos a tratar de reciclar todos los materiales que recopilados en la cadena extendida de valor de proveedores, plantas y clientes. Para Unilever estos residuos son solo un desecho pero para otra industria pueden significar una materia prima importante. Lo que vamos a hacer es modificar el papel, el vidrio y el plástico para sirvan de insumos para otros sectores productivos.

¿Cómo recolectan el material?

Tenemos iniciativas como la de alianza que hicimos con Carrefour y nuestra incursión al Cempre (Compromiso Empresarial para el Reciclaje). Nuestros consumidores pueden llevar a esta cadena de almacenes los envases que se pueden reciclar y a cambio reciben un cupón para hacer compras. Estos residuos se trabajan para asociaciones de recicladores o se transforma como materia prima para otras empresas. Reciben hasta 700 toneladas mensuales.

¿Qué capacidad tiene el centro de reciclaje en Cali?

Puede trabajar 2.000 toneladas de residuos mensuales.

¿Será el único centro de reciclaje en América?

Este modelo se irá replicando en otros países. Debemos garantizar que la cadena de valor se cierre adecuadamente. Lo estamos haciendo primero en Colombia por la importancia de este mercado, pero no podemos negarnos a masificar este concepto.

Evalúan aumentar producción local en mercado venezolano

Viene de manejar Unilever en Asia, África y Medio Oriente ¿qué cosas aprendió allá que va a aplicar en América Latina?

Entendí que hay que sacar lo bueno de los mercados del futuro o perfectos, como China; mientras que de otros países menos favorecidos, como Banglasesh, aprendí que es necesario desarrollar productos que la gente pueda pagar, incluso, por día.

¿Es posible ofrecer precios bajos con materias primas que cada día van en aumento?

Una empresa como Unilever tiene muchos beneficios con respecto a otras empresas. Somos muy grandes y eso nos permite aprovechar las economías de escala para comprar a mejor precio. Así mismo, tenemos una diversidad de productos que ningún otro grupo empresarial tiene.

¿Cuál es el país que representa los mayores ingresos de los nueve de la Región América?

Hay tres grandes países en la Región: Colombia, Venezuela y Ecuador. Centroamérica es grande pero viéndolo en conjunto. Vamos a crecer los mismo en todos los países, pero Colombia será importante porque para el 2020 va a ser la economía 22 del mundo y eso se traduce en potencial comercial. En esto también influye lo que se ha venido haciendo en seguridad en la última década y el crecimiento económico que ha venido registrando el país. Es acá donde tenemos un gran trabajo.

¿Qué clase de trabajo es ese?

Tenemos que mirar nuestras posiciones de mercado para aumentar la participación de mercado. En Colombia es donde tenemos que hacer mucho foco para buscar posiciones más competitivas. Tenemos marcas muy fuertes como Fruco, Rama, Puro, pero aún nos falta consolidar el liderazgo en algunas categorías, como por ejemplo, desodorantes.

¿Cuánto van a invertir este año para lograr ese objetivo?

No puedo dar cifras puntuales para el mercado colombiano, pero me apuntan a que la inversión en la Región oscilará en US$80 y US$100 millones para mejorar lo que ya estamos haciendo bien.

¿Cómo enfrentan temas como la revaluación en Colombia o el control de cambio en Venezuela?

Primero, colocamos el foco en el consumidor y nos pasamos muchos horas preguntándole muchas cosas.

Segundo, estamos buscando la forma de producir localmente. Por ejemplo, en Venezuela evaluamos los productos que no necesitan de tanta tecnología. Es mucho más fácil fabricar un jabón que un aerosol. Los productos de menor precio que estamos analizando producir en Venezuela son helados, suavizantes y champú.

Detalle de imágenes
Noticias relacionadas