Incubadora de prosperidad

11 noviembre, 2016
in Category: Historias Empresariales 2016
0 0

Incubadora de prosperidad

Incubadora de prosperidad

El progreso de Granja Huevo de Oro ha sido exponencial y en este emprendimiento imperan las buenas prácticas ambientales y políticas de mejora continua.

Por Revista Summa.

Karol Flores es la mayor de cuatro hermanos. Su familia se había tenido que mudar de Cartago a Tilarán, en Guanacaste, donde su padre monta una lechería y, con mucho esfuerzo, vela por darles una buena educación. Ella se va San José a estudiar Derecho; pero su sueño era constituir su propia empresa, relacionada con la naturaleza y la alimentación orgánica y después de graduarse, se aboca a ello.

De regreso en Tilarán, con el apoyo de su padre, compra cien gallinas y funda, en el 2005, la granja avícola Granja Huevo de Oro. Vendía los huevos en los alrededores e incrementa, poco a poco, la cantidad de gallinas hasta llegar a trescientas. Contrata a su hermano menor para que la ayude por las mañanas con el trabajo de darle de comer a las gallinas, del resto se encargaba ella, desde limpiar los gallineros hasta recolectar, empacar, entregar y cobrar los huevos.

Hoy, da empleo a veinte personas, de forma directa y se mantiene fiel al objetivo principal: ofrecer un producto de calidad que contribuya a la buena nutrición y salud de la población costarricense.

Crecimiento y desarrollo

El progreso de Granja Huevo de Oro ha sido exponencial y en este emprendimiento imperan las buenas prácticas ambientales y políticas de mejora continua. Desde las primeras cien gallinas hasta hoy, se mantiene como una granja libre de jaulas. Esa forma de producción avícola es uno de los mayores motivos de orgullo de la fundadora, quien piensa que hacer feliz a una cantidad grande de gallinas es parte de su éxito.

Ha logrado una rápida expansión de su red de distribución, que sigue sin detenerse, a través de alianzas estratégicas con proveedores, clientes y operadores logísticos.

Su marketing contempla planes para mayor penetración en el mercado nacional, con una adecuada elección del canal y las necesarias actividades de promoción y desarrollo. Servicio rápido y total garantía de la calidad son su principal promesa.

El reclutamiento de personal local, su capacitación y desarrollo forman parte de la misión de promover el bienestar en la comunidad.

Su ídolo

Martín Flores González, padre de la fundadora, quien es su inspiración y su mentor. Lo considera un modelo a seguir por ser un hombre íntegro, valiente, emprendedor y trabajador, así como un padre ejemplar, dueño de su vida y sus decisiones, que entregó todas sus fuerzas para sacar adelante a su familia.

La empresa hoy

Granja Huevo de Oro abastece al mercado nacional y ofrece al consumidor un huevo natural y ecológico, de calidad y sabor superior y alto valor nutricional, a un precio accesible. Por ello, se ha ganado una clientela fiel a su oferta.

Trabaja para ser una empresa líder y a la vanguardia del sector alimenticio, apoyada por un equipo humano de amplia experiencia y conductas éticas íntegras.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos