Grupo León Jimenes

José León Asensio

José León Asensio, CEO de Grupo León Jimenes

Fuente: Marcos Cadet, Revista Summa Martes, 29 de Junio de 2010 11:21 (modificado)

José A. León Asensio, presidente de Grupo León Jimenes, considera que en la batalla por el mercado, la eficiencia, excelencia y servicio son las mejores herramientas de combate.


Ser el grupo empresarial de mayor éxito y reconocimiento público del Caribe es la visión que tiene el dominicano Grupo León Jimenes. Esa perspectiva lo ha llevado a posicionarse en la región gracias a un esfuerzo continuo de crecimiento, altos estándares de calidad, valoración de su personal y adecuadas acciones de responsabilidad social.

Construir un conglomerado empresarial no es tarea fácil, pero se logra al tener claro cuál es el objetivo y eso es lo que ha sucedido con el Grupo León Jimenes. Su presidente ejecutivo, José A. León Asensio, muestra con seguridad los pilares bajo los cuales han construido el exitoso grupo: la gente, la experiencia, el trabajo y la transparencia.

Los aspectos que caracterizan a Grupo León Jimenes en términos de gerencia y la convierten en una Empresa Líder son su enfoque hacia la gente, un liderazgo basado en valores que guían una cultura de excelencia, innovación constante y mejora continua de sus procesos, con gente motivada y capacitada que se siente valorada como ser humano.

Según León Asensio, las empresas de hoy deben estar preparadas para enfrentar los retos de la competencia interna y externa, pero basadas en la eficiencia, la excelencia, del servicio al cliente, preservando la mejor gente y naturalmente con la visión de expandirse. Su forma de pensar está muy orientada a aprovechar las oportunidades de libre comercio y está convencido de que se requiere una visión más amplia porque los nuevos tiempos exigen mayor participación y pensar en un mundo global.

El hecho de ser el tercer lugar en el Cuadro de Honor Regional como Empresa Líder lo valora como un reto y un incentivo a la vez, que le impone mucha más responsabilidad para continuar caminando por la senda de la eficiencia. En entrevista con Summa, considera que han llegado a obtener este galardón por su gente, que es una fuerza laboral de más de 4.000 personas. “Siempre tenemos el cuidado de hacer las cosas con excelencia, pero básicamente tengo que volver a la gente. Es que todo está basado en la gente. Tener la mejor gente posible, proveerle un buen clima laboral, seguridad y la visión de que puedan crecer”, afirma.

El rostro de don José, como es conocido popularmente, se ilumina y sus ojos brillan, y no es por poca cosa, al preguntarle ¿qué significa que su grupo empresarial esté dentro de las tres empresas líderes de la región? “Fue una sorpresa muy agradable. No sabía que había trascendido. Nos llena de orgullo. Se ve que salpica afuera. Nos da una palmadita en la espalda, pero no hay duda de que ayuda y anima”. Pero este reconocimiento impone un gran reto para el Grupo León Jimenes que consiste en la responsabilidad y mucho mayor cuidado de seguir haciendo las cosas bien.

La clave está en mantener este liderazgo, hacia afuera y hacia adentro, con los retos que impone la competitividad y el libre mercado, para lo cual el Grupo León Jimenes se empeña día tras día en mejorar. Desde la óptica de su residente, los retos que los líderes y las organizaciones deben estar enfrentando están relacionados con la apertura de los mercados y la globalización, donde es necesario cambiar la forma de pensar, porque no se compite exclusivamente con los competidores directos, también hay indirectos que no se pueden descuidar.

La gente ocupa sus pilares básicos. Opina que definitivamente el desempeño de la organización en términos financieros es muy importante, pero hay que buscar un balance. “Aquí normalmente no hay horario: a las cinco de la tarde encuentras gente trabajando y eso es espontáneo por la importancia que se le da a la gente, pero también no sólo oigo las cosas de trabajo, también hablamos de sus quehaceres familiares. Y cuando tú le hablas, no le hablas a un subalterno, sino a un compañero de trabajo. Lo que he visto siempre es que la gente da más. Se siente parte, cuidan, protegen y padecen los problemas de la empresa”, expresa.

El empresario señala que su compañía enfrenta cuatro retos fundamentales: la necesidad de fortalecer sus recursos humanos para seguir mejorando la productividad; el compromiso de responder a las crecientes necesidades del mercado, tanto en cuanto a clientes como a consumidores; el compromiso con la innovación y la flexibilidad de adaptarse al cambio para así fortalecer su liderazgo, y el fomento de un clima gerencial transparente que permita apoyar el desarrollo de las nuevas generaciones de ejecutivos y del liderazgo que tendrá la gerencia en sus emprendimientos.

Pero el alto ejecutivo no se queda en pensar y saber de estos retos, sino que se está preparando para afrontarlos, transformando la organización con un enfoque de procesos de principio a fin, lo cual implica tener: procesos simples y trabajo complejo, estructuras organizacionales flexibles y procesos eficientes guiados por las necesidades de clientes y consumidores.

Facilitadores del éxito

Los principales facilitadores son la búsqueda de la excelencia en todos los procesos y un enfoque permanente de servicio al cliente que conduce a establecer altos estándares de desempeño organizacional. “Los principios y valores empresariales juegan un papel muy importante, pues son vitales para fomentar en el personal la identificación y compromiso con las metas de la empresa”, argumenta el principal ejecutivo de la organización.

Don José explica que periódicamente hacen mediciones de estilos de liderazgo, competencias y clima organizacional para detectar aquellos elementos que pudieran constituirse en barreras y hacer los ajustes necesarios con la finalidad de que la gente se sienta motivada en su trabajo y logre un alto desempeño.

Otro elemento esencial del buen desempeño es el mejor talento que se atrae, retiene y motiva manteniendo estrategias de compensación competitivas y ofreciendo oportunidades de desarrollo dentro de la empresa, suministrando una plataforma para que ese avance sea una realidad. Se hace enfatiza en el crecimiento individual de los empleados, mediante el perfeccionamiento y la ampliación de sus capacidades, de planes de carrera bien definidos, así como una visión compartida de las oportunidades de crecimiento horizontal y vertical.

Detalle de imágenes
Noticias relacionadas