Facebook icon logo Twitter icon logo Google+ icon logo YouTube icon logo LinkedIn icon logo RSS icon logo

Suscríbase al Newsletter

X Cómo hacer equipos estrella

Cómo hacer equipos estrella

Reciba gratis en su correo este artículo de Harvard Business Review al suscribirse a nuestro newsletter diario.

Bullying impacta en productividad

Oficina

Oficina

Fuente: Prensa Libre Viernes, 23 de Marzo de 2012 08:48

Seis de cada 10 personas sufren de bullying o acoso en los centros de trabajo, lo que genera una disminución de la capacidad productiva del 20% al 60% en sus actividades diarias, según Pablo Buenafé, consultor en recursos humanos.


El experto expuso en la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (AmCham) que esta situación provoca altos costos directos e indirectos para las compañías.

“Es una mala práctica entre los trabajadores y sus jefes, y en la mayoría de los casos no se denuncia por temor a perder el empleo”, aseguró.

Buenafé añadió que los casos más comunes del acoso en los centros de trabajo son usar apodos, insultos, maltrato, exceso o recarga de tareas para un trabajador, gritos y somatar la mesa a un empleado genera un bajo rendimiento laboral.

Agregó que el 80% de los casos de bullying se dan entre mujeres y 50% entre los hombres, en el sector privado y público.

El experto dijo que muchos de los casos de acoso son por la competencia de los puestos donde el subalterno desarrolla más capacidades y habilidades que su jefe inmediato; promoción laboral y cuando el empleado exige un aumento de salario.

Abandono

Adolfo Lacs, secretario general de la Unión Guatemalteca de Trabajadores (UGT), indicó que en las empresas y el sector público se dan tres niveles de acoso que son el institucional, que lo promueve en su mayoría los jefes inmediatos, el personal y el cultural o social.

“En ocasiones los empresarios promueven el acoso para que el empleado renuncie y así no pagar sus prestaciones de ley”, resaltó.

Lacs agregó que cuando un trabajador sufre de bullying este empieza a representar manifestaciones de abandono laboral y enfermedades.

“Muchas personas que son sensibles prefieren retirarse de las empresas por el constante acoso que son objeto por sus compañeros”, subrayó.

Según el representante de la UGT, el acoso que sufren las personas es una de las causas para que los trabajadores se depriman y se refugien en el alcoholismo y drogadicción.

“Tenemos casos donde empleados de entidades públicas y empresas tienen altos niveles de alcoholismo y esto es grave”, precisó.

Buenafé manifestó que uno de los problemas de la legislación laboral actual es que no existen sanciones para penalizar en las empresas el acoso por parte de los trabajadores.

“Al igual que en el nivel educativo se debe combatir el acoso en los centros de trabajo”, añadió.

Mitigar los efectos

Durante la presentación del Bullying en las empresas, los consultores proponen a las compañías o entidades públicas informar sobre esta mala práctica para reducir los casos.

Recomiendan a los trabajadores y jefes inmediatos promover e invitar a denunciar a los superiores del acoso que son objeto.

Elaborar manuales de normas y conductas para los empleados.

En algunos casos las empresas deben obligar a los trabajadores a firmar un contrato para evitar esta mala práctica en el desarrollo de sus actividades laborales.

Solucionar los conflictos personales que se generen dentro de las compañías.

Promover constantemente platicas y charlas antibullying.

Generar un clima agradable de trabajo con salud ocupacional y recreación.

Si se elimina el acoso, el rendimiento de los trabajadores aumenta y estimula la productividad y rentabilidad de los negocios.

Según el Instituto Nacional de Estadística, la tasa de desempleo en el país o población desocupada alcanzó a 230.137 en el 2011.

La Población Económicamente Activa en el país es de cinco millones 836 mil 341 personas.

Detalle de imágenes
  • Oficina
    Oficina

    Oficina


Noticias relacionadas