Mayor inversión en infraestructura, educación e inclusión social son claves para desarrollo sostenible de la región

Fuente: Revista Summa Jueves, 05 de Septiembre de 2013 16:21 (modificado)

Altos funcionarios de organismos internacionales y destacados economistas debatieron sobre los desafíos económicos pendientes de la región en la XVII Conferencia Anual de CAF.


América Latina debe iniciar un proceso de transformación productiva para alcanzar un desarrollo sostenible y permanente y no depender tanto de factores externos favorables, coincidieron funcionarios de organismos internacionales y destacados economistas reunidos en la XVII Conferencia Anual de CAF –Banco de Desarrollo de América Latina.

Frente a este momento de transición, la región debe invertir en educación, tecnología e infraestructura, sostuvo el presidente ejecutivo de CAF, Enrique García, quien fue el moderador de la sesión desarrollada en la segunda jornada de la conferencia, que se realiza en la ciudad de Washington. “Un reto fundamental es la agregación de valor a las ventajas naturales que posee la región, a través del desarrollo tecnológico y la capacitación de su capital humano”, indicó.

A pesar del reciente período de crecimiento, el nivel educativo no ha mejorado lo suficiente, agregó el director de la Iniciativa Latinoamericana del Brooking’s Institution, Ernesto Talvi. “Para crear una prosperidad más duradera, debemos hacer un esfuerzo mayor en los logros educativos, de lo contrario, nuestras sociedades no se transformarán”.

“Sin los vientos del pasado, debemos crecer por nosotros mismos apostando a una mayor productividad, una mejor educación e inclusión social. Corea del Sur invierte en innovación más que todos los países latinoamericanos juntos”, resaltó el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

Más de 50 millones de personas han salido de la pobreza en la región en el último decenio. Sin embargo, los disertantes coincidieron que las desigualdades en la región todavía son grandes. A su turno, la secretaria ejecutiva de la Comisión Economía para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, resaltó que son necesarias políticas con una mayor inclusión social, donde es indispensable un estado fuerte. “Debemos invertir más en el aspecto social, no sólo en infraestructura, sino también en tecnología como la banda ancha, que debería ser de acceso universal”.

No sólo es importante la reducción de la pobreza, sino también la distribución equitativa dentro de las regiones de un mismo país, resaltó el vicepresidente del Banco Mundial, Hasan Tuluy.

La inversión en infraestructura es otro elemento indispensable para la transformación productiva de América Latina. “Hoy invertimos en promedio alrededor del tres por ciento del PIB. En los próximos cinco o seis años debemos como mínimo duplicar nuestra inversión en infraestructura y en este contexto de menor crecimiento, las asociaciones público privadas serán fundamentales”, afirmó García.

Durante dos intensas jornadas de sesiones, más de 700 líderes políticos de América Latina y Estados Unidos, funcionarios de organismos internacionales, destacados empresarios, miembros de la comunidad financiera, académicos, periodistas y analistas políticos debatieron en la XVII Conferencia Anual de CAF una gran variedad de temas de interés hemisférico como la política exterior de Estados Unidos, el desarrollo económico y la política hacia las drogas, así como la innovación y el espíritu empresarial.

CAF -banco de desarrollo de América Latina- tiene como misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante el financiamiento de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados. Constituido en 1970 y conformado en la actualidad por 18 países -16 de América Latina y El Caribe, junto a España y Portugal- y 14 bancos privados, es una de las principales fuentes de financiamiento multilateral y un importante generador de conocimiento para la región.

Noticias relacionadas