Aumento del precio del acero podría elevar el precio de la vivienda

Fuente: La Prensa Lunes, 24 de Mayo de 2010 12:25

También ha aumentado el precio del hierro en 60%. Analistas panameños evalúa que el impacto podría ser mayor en los proyectos residenciales y los viales.


El costo de las viviendas podría incrementarse hasta 2.5% de continuar el alza en el precio de la tonelada de acero, que desde enero a mayo de 2010 ha subido US$200 en respuesta a la fuerte demanda internacional.

China, uno de los mayores productores del metal, ha aumentado su demanda, lo que impacta el precio en el mercado. Al reactivarse las construcciones en Estados Unidos y Asia, los países productores prefieren guardar sus reservas, explicó René Remón, gerente de ventas de la empresa distribuidora Metalpan, S.A.

Además, el precio de la materia prima (mineral de hierro) ha subido 60%, lo que se refleja en el resultado final del producto, comentó, Fernando Alfaro, gerente general de Tubotec, empresa importadora que pertenece al grupo Metales, S.A.

Aunque el precio de la tonelada de acero en el mercado local (entre US$685 y US$700) no se asemeja a los alcanzados en los años 2007-2008 cuando se vendía hasta en mil 200 dólares, el incremento –después de la fuerte caída de hace un año– impactará al sector inmobiliario. En 2009, la tonelada de acero en Panamá se podía encontrar hasta en US$500, y el hecho de que haya trepado hasta los US$700 algún efecto tendrá.

Más allá del alza en los precios de las construcciones residenciales, los proyectos viales podrían ser otro segmento que sentirá la fuerza del acero, ya que este material incide 5% en el precio final de una vía.

Pedro Detresno, presidente de la constructora Pedros, aseguró que por el momento los precios en las viviendas no subirán porque el acero que se está utilizando fue adquirido con anterioridad. Sin embargo, de continuar la tendencia entonces sí podría reflejarse un leve incremento de 2.5%, sobre todo en el costo de las casas.

Las empresas importadores son conservadoras y pronostican que con el incremento en el precio la tonelada de acero no debe costar más de US$800 en los próximos tres meses.

Lo que sí es seguro es que el alza, sea mucha o poca, sería trasladada al consumidor final en cuanto a los constructores se les acabe el inventario que manejan.

Noticias relacionadas