Aprueban reformas al impuesto sobre la renta en El Salvador

Fuente: El Mundo (El Salvador) Jueves, 15 de Diciembre de 2011 12:14

El Ministro de Hacienda asegura que reformas tributarias ayudarán a recaudar unos US$150 millones adicionales. Reformas introducen el cobro de 1% de los ingresos de las empresas, que reporten pérdidas por dos años consecutivos.


Con 66 votos del FMLN, CN, GANA, PES y CD, la Asamblea Legislativa aprobó ayer reformas a la Ley de Impuesto sobre la Renta y al Código Tributario, que eximen del pago de renta a quienes devenguen salarios inferiores a los US$503 y según los legisladores, carga con más gravámenes “a los grandes contribuyentes”.

Las reformas entrarán en vigencia a partir del 1 de enero de 2012 y Hacienda estima una recaudación adicional de unos US$150 millones adicionales.

El partido ARENA se abstuvo de votar, cuestionando que se desmotiva la inversión privada y que al final las empresas aumentarán precios a los productos y será el consumidor final, quien termine pagando más.

El pleno legislativo tomó como base, un proyecto de ley de reforma fiscal que presentó el Ministerio de Hacienda, el cual fue modificado a petición de partidos que abogaron por “no afectar a las micros y pequeñas empresas y a los asalariados de clase media”.

“Estamos votando con la mayor responsabilidad, sabiendo la necesidad imperiosa del país y del gobierno para cumplir con sus compromisos”, dijo el diputado de GANA, Guillermo Gallegos.

Sectores de la empresa privada, rechazaron las reformas, al considerar que “habrá menos crecimiento económico” y como consecuencia más desempleo.

Justificación

En sus discursos, quienes votaron por las reformas destacaron que 262.815 personas que ganan menos de US$503 tendrán un ingreso extra, a partir de enero, porque serán exonerados del pago de renta. Quienes ganan entre US$503 y US$6.600 pagarán el mismo impuesto y arriba de US$6.600 pagarán el 30%.

Destacaron también que las personas que ganen arriba de los US$503 ya no tendrán que estar declarando la renta cada principio de año.

Sobre el impuesto a los dividendos, que son ganancias repartidas entre socios o accionistas de una empresa, Hacienda pidió un impuesto del 10%, pero a petición de GANA y CN, se redujo al 5%.

La reforma aprobada contempla un impuesto del 1% a los ingresos de las empresas. Según los legisladores y el Ministerio de Hacienda, hay “grandes empresas”, que a pesar de tener ganancias, reportan pérdidas para que al final, sea el Estado el que les devuelva dinero.

La reforma conserva un impuesto del 25% a empresas que reporten “rentas gravadas” menores de US$150.000, mientras que solo aquellas que reporten más de US$150.000 pagarán un 30%.

También se incrementa del 1,5% al 1,75% el pago a cuenta, que son pagos anticipados a un tributo que se liquidará posteriormente.

Dividendos de accionistas serán gravados en 5%

Originalmente Hacienda pidió un 10% de impuesto sobre la renta a los dividendos, pero diputados accedieron a aprobar 5%.

Las reformas tributarias aprobadas ayer introducen un impuesto del 5% a los dividendos o utilidades que la empresa reparte entre accionistas, socios, asociados, inversionistas o beneficiarios. El nuevo gravamen adiciona el cobro, no solo a la empresa como persona jurídica, sino a las personas naturales que reciben utilidades y que actualmente no se les retiene nada de sus ganancias.

En su propuesta original, el Ministerio de Hacienda solicitó un 10% de impuesto a los dividendos, pero al entrar en el debate político, se redujo a la mitad.

El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo que hay empresarios salvadoreños que pagan ese impuesto en otros países, pero no lo hacen en su propia casa. Según la reforma al artículo 72 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, “los sujetos pasivos domiciliados que paguen o acrediten utilidades a sus socios, accionistas, asociados, fideicomisarios, partícipes, inversionistas o beneficiarios estarán obligados a retener un porcentaje del cinco por ciento de tales sumas”.

En el artículo 73, establece que “los representantes de casas matrices, filiales, sucursales, agencias y otros establecimientos permanentes que paguen o acrediten utilidades a sujetos no domiciliados en El Salvador deberán retener el 5% en concepto de impuesto sobre la renta”.

El Salvador es el único país de Centroamérica, que no tenía ese impuesto, según los legisladores que votaron por el paquete tributario.

Guillermo Gallegos de GANA, dijo que en Costa Rica el cobro a los dividendos es del 15% al igual que Guatemala, mientras que en Honduras y Nicaragua, es del 10%.

El diputado del CN, Mario Ponce, explicó que establecieron que se eximiera el cobro del impuesto de los dividendos a los accionistas o socios, que utilicen sus utilidades para hacer más inversión.

Ponce reconoció que “aquí y en la China, los impuestos son odiosos”, pero asegura que son medidas necesarias.

PRINCIPALES REFORMAS APROBADAS

Diputados modifican impuesto sobre la renta a las personas asalariadas y a las empresas. Aseguran que únicamente afecta a los de mayores ingresos.

1. EXCEPCIÓN A SALARIO MENOR A US$503

Nueva tabla tributaria exime del pago del impuesto sobre la renta a personas que ganan menos de US$503, que son más de 262.000 asalariados, según datos de Hacienda. Quienes ganen entre US$503 y US$6.600 tributarán lo mismo que actualmente.

Quienes superen los US$6.600 de salario mensual, pagarán el 30%.

Según diputados, los trabajadores recibirán más dinero en primera quincena del próximo año. Según Hacienda, esas miles de retenciones generan “contratiempos y costos administrativos”.

2. UNO POR CIENTO A INGRESOS

Por primera vez el Ministerio de Hacienda introduce un tributo del uno por ciento a los ingresos brutos de las empresas. Según el Ministerio de Hacienda, hay empresarios que reportan pérdidas con el fin de evitar pagar impuestos y más bien es el Estado el que debe devolverles dinero. Entre ellas habría empresas transnacionales, a las que según los diputados, difícilmente se les cree que operen con pérdidas.

El pago de impuesto sobre la renta a los ingresos, será cobrado a las empresas que reporten pérdidas por dos años consecutivos.

3. SUBE A 1,75% EL PAGO A CUENTA

Según el Código Tributario, actualmente las empresas entregan un anticipo de pago a cuenta del 1,50% por los ingresos brutos obtenidos. En su propuesta el Ministerio de Hacienda pidió que ese impuesto se incrementara al 2%.

Los legisladores accedieron a incrementar únicamente un 0,2%, por lo quedó contemplado en la ley en un 1,75%.

En ese tributo quedaron obligadas las personas autorizadas para prestar el servicio de transporte público de pasajeros.

4. 30% A REPORTES ARRIBA DE LOS US$150.000

La reforma conserva el cobro del 25% del impuesto a empresas a las que se les graven rentas inferiores a los US$150.000 anuales.

Solo aquellas que superen los US$150.000, pagarán un 30%, según los legisladores.

Los diputados aseguran que no afectarán a la pequeña y micro empresa.

Hacienda aseguró que esa reforma está “actualizando las tasas impositivas”, porque se “ha generado una distorsión en la tributación de los sujetos obligados a pago”.

Noticias relacionadas