Facebook icon logo Twitter icon logo Google+ icon logo YouTube icon logo LinkedIn icon logo RSS icon logo

Suscríbase al Newsletter

X Cómo hacer equipos estrella

Cómo hacer equipos estrella

Reciba gratis en su correo este artículo de Harvard Business Review al suscribirse a nuestro newsletter diario.

Sigue en aumento la deuda interna de Honduras

Fuente: La Prensa Lunes, 01 de Marzo de 2010 09:38

Advierten que si no se aumentan los ingresos fiscales, no es viable que el Ejecutivo siga emitiendo bonos. Analistas piden estabilizar el flujo de cada en las arcas del Estado hondureño.


La perspectiva de aumentar el monto de la deuda interna pública sigue en el aire. Al cierre de 2009, según datos de la Secretaría de Finanzas, el saldo de la deuda interna pública es de 22,844 millones de lempiras (US$1.207 millones), que representan el 33% de toda la deuda pública de la administración central, interna y externa, calculada en unos 3,647.8 millones de dólares, informó La Prensa.

Con la autorización del Congreso Nacional para emitir 6,300 millones de lempiras (US$332 millones) adicionales en bonos del Tesoro, el monto del endeudamiento interno llegaría a 29,144 millones de lempiras (US$1.540 millones), el más grande jamás alcanzado en ese concepto.

En declaraciones a la prensa, el ministro de Finanzas, William Chong Wong, declaró que “el objeto de haber enviado ese decreto al Congreso es una emisión de aproximadamente 6,300 millones de lempiras (US$332 millones) en bonos para respaldar el cierre del año fiscal 2009. Había una cantidad de deudas, pasivos que no se podían contabilizar porque no había ningún respaldo”. Chong Wong comentó que dicha emisión no se colocará de inmediato, sino que les permite crear un respaldo contable ante la eventualidad de que el Gobierno no cuente con recursos suficientes para cumplir sus compromisos financieros.

Entre estos compromisos se destacan los pagos a los contratistas que realizan importantes obras de infraestructura -por ejemplo, el corredor logístico conocido como Canal Seco- y los pagos pendientes al gremio magisterial por salarios y vacaciones.

La disponibilidad de recursos del Gobierno depende principalmente de alcanzar las metas de recaudación tributaria y del reconocimiento internacional del actual Gobierno para poder recibir los créditos externos que brinden el apoyo presupuestario que el Gobierno necesita.

“Vamos a tratar de no emitirlos si logramos tener una recaudación adecuada, y si no, no podríamos cargar el gasto sin tener absolutamente nada que acreditar. En este caso, se tenía que acreditar definitivamente una cuenta por pagar, pero en contabilidad gubernamental tiene que ser respaldado por bonos del Estado, en este caso, o por préstamos que vengan de afuera”, dijo Chong Wong.

Para Julio Gom, presidente de los economistas sampedranos, la apuesta del Gobierno es arriesgada, pues si no se alcanzan las metas de recaudación o no se obtienen los créditos internacionales, el Gobierno enfrentará un enorme problema de flujo de caja, por lo que la perspectiva de aumentar el endeudamiento interno sería ineludible.

Posibles repercusiones

Gom explica que los altos niveles de liquidez en el sistema bancario, debidos en gran parte a la reducción de los préstamos por la contracción de las inversiones, motivarían a la banca y a las empresas a invertir en la compra de una eventual emisión. No obstante, tales movimientos de capitales podrían tener efectos sobre las tasas de interés.

“El problema para el Gobierno es tener que endeudarse con tasas de interés elevadas y a corto plazo, pensando que recibirá fondos externos”, comenta Gom.

Al haber menos recursos disponibles en el sistema bancario, el dinero se vuelve más caro, por lo que no se descarta un incremento de las tasas de interés para préstamos. Sin embargo, Gom estima que ese incremento, si se produce, tendrá que ser mínimo, por cuanto la demanda de préstamos se ha reducido. “Los bancos tienen que alcanzar el equilibrio de sus tasas de interés para no perder clientes”, comenta el economista.

En el peor de los casos, si no queda más remedio que aumentar los niveles de endeudamiento interno, Gom recomienda que la colocación de la emisión de bonos sea “paulatina”. Corresponde a las autoridades financieras encontrar la fórmula que les permita estabilizar su flujo de caja.

Noticias relacionadas