Recaudación de la renta cayó US$14 millones en El Salvador

Fuente: El Diario de Hoy Martes, 23 de Febrero de 2010 10:32

Las retenciones de renta y el pago a cuenta fueron los que más reflejaron bajas durante enero, con respecto a la recaudación del mismo periodo en 2009. Para analistas la caída responde al leve ritmo de recuperación de la economía salvadoreña.


Si se mira la fotografía de la recaudación fiscal del 1 de enero al 15 de febrero de 2009, versus lo recolectado en el mismo periodo del año pasado, se puede concluir que la reforma fiscal todavía no está generando los frutos esperados. Sólo el impuesto sobre la renta recogió US$13.5 millones menos que en el ejercicio previo, informó El Diario de Hoy.

Cifras de la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda indican que al 15 de febrero de 2010 la recaudación de renta fue de US$142.5 millones, por debajo de los US$156 millones recolectados un año antes. En este gravamen, la parte de retenciones de renta y el pago a cuenta fueron los más vapuleados, ya que experimentaron caídas del 8,5% y del 12,4%, respectivamente, indicadores que marcan el comportamiento de la economía mes a mes.

Para el economista Claudio de Rosa, estos resultados son preocupantes, pues al menos las últimas tres semanas del presente ejercicio fiscal, deberían reflejar algún impacto positivo de la reforma. "A este ritmo, no se ve que (el Gobierno) pueda recaudar lo que espera, en especial, porque la recaudación sin reforma muestra que la actividad económica sigue cayendo. Aunque la reforma hace más suave la caída", dice de Rosa. Para el economista Rigoberto Monge, la caída de los ingresos tributarios confirma la relación directa que éstos tienen con el ritmo de la actividad productiva

"Lo que sucede es que en la medida que tengamos una actividad productiva con tasas negativas de crecimiento ocurre que los impuestos no encuentran la base gravable para obtener los ingresos esperados", aseguró.

En este punto, de Rosa coincide con Monge al afirmar que la crisis económica aún es de tal magnitud que todos los sectores económicos y productivos del país deberían estar conscientes del impacto, no sólo a los tributos sino también en el empleo y la confianza de los consumidores. Otra posibilidad de que aún no se observe un despunte en los ingresos tributarios sería, según Monge, el hecho de que la reforma, de alguna manera, haya podido desalentar la generación de más actividad productiva ya sea que la gente prefiera postergar o suprimir la compra. Esa tendencia se observa en la caída que experimentaron los impuestos específicos al consumo; por ejemplo, las cifras denotan que la gente está fumando menos y ha dejado de tomar tantas gaseosas. El impuesto al consumo de cigarrillos ha caído en el periodo analizado 19.5%, pues en el ciclo anterior se recaudó US$5.1 millones y al 15 de febrero de este año dicho monto se redujo a US$4.1 millones.

En el rubro de gaseosas, el fisco registra que la recolección de impuestos disminuyó en 21.5%. En el mismo periodo del año anterior Hacienda colectó 4 millones de dólares por las gaseosa consumidas y, en 2010, esa cifra bajó a 3.1 millones.

De idéntica forma los productos alcohólicos recogieron 200 mil dólares menos, al pasar de 1.9 millones de dólares a 1.8 millones.

Miguel Lacayo, ex ministro de Economía, dice que era de esperarse la disminución de los específicos, tal como lo previeron algunos economistas. "La reforma fiscal encareció los productos afectados, reduciendo su consumo por su impacto al bolsillo de la población. Además vino a favorecer a los contrabandistas, quienes tienen mucho mayor incentivo para seguir en sus andanzas y los empresarios que pagan impuestos están vendiendo menos por lo que ahora registran menor impuesto específico", apuntó.

El único impuesto al consumo al que le fue bien fue a la cerveza, que aumentó los ingresos del fisco en 600 mil dólares.

Otro segmento de tributos que disminuyó fue el de las contribuciones especiales, al pasar de 19.7 millones de dólares en 2009 a 19.3 millones hasta el 15 de enero de 2010. En este apartado, la recaudación del Fondo de Conservación Vial (Fovial) vio disminuidos sus ingresos en 200 mil dólares y el subsidio al transporte percibió 100 mil dólares menos.

Claudio de Rosa insiste en el hecho de que la reforma le está poniendo más freno al dinamismo económico, haciendo lo contrario de lo que se debe hacer.

De acuerdo con los analistas, la solución para reactivar la economía, el empleo y, por ende, la tributación es obtener más recursos para generar inversiones, al igual que reforzar las medidas y las política públicas para estimular la expansión del crédito, que igual ha tenido una tendencia a la baja.

Noticias relacionadas