Fitch insiste a El Salvador en cuidar endeudamiento para mantener calificación de riesgo

Fuente: El Diario de Hoy Martes, 04 de Octubre de 2011 10:43

Para que el país mantenga la actual calificación de su deuda soberana debe dar muestras claras de que no aumente la deuda pública, Santiago Mosquera, director de riesgo soberano para Latinoamérica de la agencia calificadora Fitch Ratings en Nueva York.


Sin embargo, el presupuesto general de la nación para el próximo año contempla un incremento de deuda pública equivalente al 3,1 % del Producto Interno Bruto (PIB) es decir US$743.6 millones. Actualmente, la relación deuda/PIB es de 52,3%.

Además, en los próximos tres años el Gobierno pretende contratar nueva deuda por unos US$530 millones más que ya se están negociando.

"Los elementos por los cuales esta calificación podría cambiar por el lado de lo negativo, el tema está relacionado estrictamente con el escenario económico, también con una política fiscal que pueda pasar a ser poco menos responsable, con menores esfuerzos de consolidación fiscal y que los niveles de endeudamiento de El Salvador empiecen a elevarse", dijo Mosquera ayer.

Añadió que en los próximos días el equipo que preside hará una evaluación de la situación económica de El Salvador, en la que tomarán en cuenta el presupuesto presentado al Congreso la semana pasada.

"De hecho, hay que ver el presupuesto, que es un aspecto importante. Estimo que no va a ser muy diferente a lo que nosotros habíamos proyectado, con reducciones por el lado salarial que también las habíamos considerado", agregó.

Sin embargo, el presupuesto 2012 trae un incremento en gasto corriente, que incluye el pago de salarios.

Por el lado de la recaudación fiscal, Mosquera destacó que se espera que los ingresos no aumenten sustancialmente, dado el escenario económico tanto en El Salvador como en el exterior. "Es algo que también lo habíamos considerado, así que no estimo que hayan cambiado mucho las cosas, pero necesito un poco de tiempo como para poder revisarlas", afirmó.

Según el alto ejecutivo de Fitch, para que la calificación no sea desmejorada, el Gobierno tiene que hacer esfuerzo por no permitir que suba el gasto corriente, y de ser posible, bajarlo, al tiempo que aumenta la recaudación fiscal para poder generar una brecha que le permita hacer frente a cualquier posible nuevo endeudamiento.

"Un brecha positiva no va a ser. Lo que estamos añorando y las autoridades están haciendo esfuerzos es mantener el déficit relativamente controlado para que de esa forma no se aumenten las necesidades de financiamiento por encima de lo que ellos estiman en el próximo año 2012", concluyó el vocero de Fitch.

El analista Rigoberto Monge recordó que por las elecciones que se avecinan, la economía podría contraerse y afectar la calificación del país.

Noticias relacionadas