Facebook icon logo Twitter icon logo Google+ icon logo YouTube icon logo LinkedIn icon logo RSS icon logo

Suscríbase al Newsletter

X Cómo hacer equipos estrella

Cómo hacer equipos estrella

Reciba gratis en su correo este artículo de Harvard Business Review al suscribirse a nuestro newsletter diario.

Incrementan los costos para la ganadería en El Salvador

Fuente: La Prensa Gráfica Jueves, 10 de Marzo de 2011 10:33

El alimento para las reses ha incrementado casi el doble de precio durante los últimos meses. Los productores buscan maneras de ser más eficientes en sus procesos.


El alza de precios de los alimentos está poniendo en aprietos a la producción ganadera nacional. La situación no es exclusiva de El Salvador, sino que ocurre en los países productores y consumidores.

Los representantes de gremiales están preocupados, ya que de cada US$10 que se invierten para la producción de leche, cerca de US$6.50 van para alimentar su hato.

El concentrado que se provee a los animales está compuesto de maíz amarillo o blanco, afrecho, soya, melaza y vitaminas. Entre los granos, el país solo produce maíz blanco, que ha encarecido más del 20% este año.

Pero entre los mismos productores hay diferentes perspectivas sobre cuál es la diferencia de precios a la fecha. Solo coinciden en que sí han incrementado. Orlando Carranza, presidente de la Asociación de Productores de Leche (Proleche), dijo que en general estos insumos han subido cerca del 40%. Recalcó que en 2010 hubo problemas para fabricar el alimento porque las lluvias dañaron tanto las cosechas de maíz como el cultivo de forraje o zacate, que complementa el concentrado en el alimento diario.

Daniel Aguilar, presidente de la Cooperativa Ganadera de El Salvador (COGANADES), indicó que los precios no han subido en ese porcentaje, pero sí han mostrado variaciones al alza. El quintal de maíz amarillo, por ejemplo, está en US$16.50, desde US$14 que costaba. La soya está a US$24 por quintal.

Mientras tanto, Balmore Mejía, miembro de la cooperativa, indicó que solo la soya habría duplicado su precio en relación a 2010, pero no se refirió a otros insumos.

Diferentes soluciones

Los ganaderos dependen del precio de la botella de leche que le dan las industriales lácteas del país. El precio de la botella comprada al ganadero hasta el año pasado era de US$0,40, después de varias negociaciones para subirlo. La intención de las asociaciones era, precisamente, enfrentar los costos de los productos más caros.

Entre las soluciones que están buscando en los establos está la manera en cómo se alimenta. Carranza mencionó que están optando por dar un poco más de media libra de concentrado por cada botella producida, pero esta cantidad cambia según la variedad que se está criando.

Antes de que se observaran estos precios en escalada, la receta era dar una libra completa del alimento con granos y vitaminas por cada botella producida.

Carranza mencionó que, en compensación, están dando más forraje y mejorando las prácticas para que este producto se guarde por más tiempo en bodegas.

Aguilar, por su parte, sostuvo que están buscando alimentos alternativos, como harinas pulverizadas, que tienen la misma cantidad de proteínas. Pero entre las medidas más importantes está la eficiencia en el uso de la energía al interior del establo.

Los alimentos como la soya, el trigo y el maíz afectan a toda la producción pecuaria, como la crianza de cerdos y aves de corral. En el mercado internacional, de donde toman referencia los importadores de granos para países consumidores como El Salvador, el trigo, maíz y soya han mostrado leves reducciones de precio durante los últimos días. Estos cambios, sin embargo, no se observarán de manera inmediata.

Noticias relacionadas