AT&T está reinventando la nube para impulsar el potencial de los vehículos autónomos

18 julio, 2017
in Category: Tecnología
0 0

AT&T está reinventando la nube para impulsar el potencial de los vehículos autónomos

AT&T está reinventando la nube para impulsar el potencial de los vehículos autónomos

Capacidades Potentes de Computación Reducirán la Latencia para Aplicaciones de Próxima Generación

Por Revista Summa

AT&T está reinventando la nube para impulsar el potencial de los vehículos autónomos, la realidad aumentada y virtual, la producción de robóticos y otros. La compañía está adoptando un modelo denominado edge computing (EC) para trasladar la operación de procesos de datos del dispositivo hacia la nube. Esto se impulsará con la latencia de milisegundos de un solo dígito que sólo el 5G del futuro puede ofrecer. Y el propulsor de todo será una red definida por software, la más avanzada de su tipo en la industria de redes.

Este es el reto: Las aplicaciones de próxima generación como los vehículos que autónomos y la realidad aumentada/realidad virtual (RA/RV) exigirán cantidades masivas de computación en tiempo casi real.

Por ejemplo, según algunas estimaciones de terceros, los vehículos que autónomos generarán hasta 3.6 terabytes de datos por hora, por los grupos de cámaras y otros sensores. Algunas funciones, como frenar, girar y acelerar, probablemente siempre serán gestionadas por los sistemas informáticos de los propios vehículos.

Pero ¿qué pasaría si pudiéramos trasladar algunos de los sistemas secundarios a la nube, tales como  la actualización y el acceso a los mapas detallados que estos vehículos utilizarán para navegar? O consideremos la RA/RV. La industria se está moviendo hacia un modelo en el cual esas aplicaciones vendrán a través del teléfono inteligente. Pero la creación de mundos totalmente virtuales o la superposición de imágenes digitales y gráficos encima del mundo real de una manera convincente también requieren una gran cantidad de poder de procesamiento. Incluso cuando los teléfonos pueden ofrecer esa potencia masiva, el contrapeso resulta en una vida de batería extremadamente corta.

El edge computing aborda esos obstáculos trasladando la computación a la nube de una manera que no presenta interrupciones. Es como tener una supercomputadora inalámbrica que nos sigue a donde quiera que vayamos.

“El edge computing cumple con la promesa de la nube para trascender las limitaciones físicas de nuestros dispositivos móviles”, dijo Andre Fuetsch, Presidente de AT&T Labs y Chief Technology Officer. “Las capacidades del 5G del futuro son el puente que faltaba para hacer posible el edge computing. Pocas empresas tienen el gran número de ubicaciones físicas que tiene AT&T que son necesarias para resolver el dilema de la latencia”.

Las velocidades más rápidas y concretamente la menor latencia que se espera con 5G serán elementos claves para habilitaredge computing. Pero la latencia también se determina por la distancia física entre un dispositivo móvil y sus recursos de red.

Supongamos que quiere realizar una experiencia de RV en la nube. El centro de datos que alimenta esa experiencia está a cientos de kilómetros de distancia de la persona y su lente de RV. Cada vez que gira su cabeza, hay una buena posibilidad de que haya un retraso notable entre el momento en que se hace el giro y el momento en que llega la imagen. Ese retraso es inevitable debido al tiempo que tarda la información en cruzar grandes distancias físicas.

Por esto es que estamos reduciendo la distancia. En lugar de enviar comandos a cientos de kilómetros a un cierto número de centros de datos dispersos por todo el país, los enviaremos a las decenas de miles de oficinas centrales, torres macro y celdas pequeñas que generalmente no están a más de unos pocos kilómetros de nuestros clientes.

Si los centros de datos son el “núcleo” de la nube, estas torres, oficinas centrales y celdas pequeñas están en el “borde” de la nube. La inteligencia ya no está limitada al núcleo. La nube viene al usuario.

Algún día la compañía podría incorporar estos sistemas a objetos cotidianos como semáforos y otra infraestructura. Eso podría permitir que los vehículos autónomos hablen con su entorno, o alerten a los servicios de bomberos y médicos casi instantáneamente cuando haya un problema. Se podrían recibir imágenes increíbles de RV y de RA instantáneamente a los dispositivos súper delgados en los bolsillos de los usuarios. Los médicos podrían ver, compartir y ajustar imágenes médicas complejas sin invertir en costosos sistemas de imágenes.

El edge computing también podría provocar la próxima generación de producción robótica. El servicio 5G en el horizonte podría desempeñar un papel vital en lo que se denomina como “La Industria 4.0 – Manufactura Digital”. Las conexiones inalámbricas de baja latencia anticipadas podrían eliminar las conexiones tradicionales por cable, a ensambladores robóticos. Las actualizaciones llegan más rápido. Los productos pueden llegar al mercado más rápido.

Ya estamos implementando servicios compatibles con EC a nuestros clientes empresariales a través de nuestro servicio AT&T FlexWareSM. Actualmente, los clientes pueden administrar servicios de red potentes a través de un dispositivo de tableta estándar. Esperamos ver más aplicaciones para EC en áreas como seguridad pública, que serán habilitadas por la red de banda ancha inalámbrica FirstNet.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos