10 reglas básicas de etiqueta en los negocios

4 diciembre, 2014
in Category: Negocios, Uncategorized-2
0 0

10 reglas básicas de etiqueta en los negocios

Cuando uno piensa en la palabra etiqueta, se imagina un libro con reglas básicas en una cena. Pero la etiqueta de negocios adecuada es mucho más que usar el tenedor correcto. Puede sonar algo pasado de moda, pero es una herramienta esencial en los negocios.
Si usted ignora las reglas básicas, lo hace bajo su propio riesgo. Con más empleadores que contratan basados en las habilidades de comunicación, usted no puede darse el lujo de tener malos modales.
Ilya Pozin, columnista de LinkedIn nos brinda 10 reglas de etiqueta que nos pueden ayudar a escalar profesionalmente:

1. Preséntese con su nombre completo

Apenas usted conoce a alguien, ya sea en una sala de juntas o un evento de networking, siempre preséntese con su nombre completo. No importa la situación, la clave es ser tan memorable como sea posible. Si sólo utiliza su nombre, su nuevo contacto podría después luchar para recordar el apellido. Esta es otra razón por la que tiene tarjetas de visita a mano son siempre una buena idea, no importa la circunstancia.

2. No cruce las piernas

Cruzar las piernas puede ser un poco distractor, y un poco sexy también. Más importante, en términos de salud, es que cruzar sus piernas puede ser muy malo para la circulación.

3. Limite sus “gracias”

Está muy bien ser agradecido, pero no tiene que sobrepasarse. Decir muchas veces gracias en una misma conversación puede actuar negativamente, diluyendo el impacto de su primer agradecimiento. También puede evidenciar un poco de inseguridad.

4. Mantenga su almuerzo en la cocina

Es fácil sentirse abrumado en el trabajo y decidir que ni siquiera tienes 20 minutos para comer. En vez de eso, termina de almorzar encorvado sobre su escritorio mirando a las hojas de cálculo. Esto no sólo es una situación triste para usted, sino para sus compañeros de trabajo también. La mayoría de sus compañeros de trabajo no quieren escuchar mientras se mastica la lechuga u oler las sobras recalentadas. Tómese el tiempo necesario para almorzar en el comedor, aunque sea un corto almuerzo. Sus compañeros de trabajo y el estómago se lo agradecerán.

5. Pague toda la cuenta si hizo la invitación

Si usted invitó a clientes o compañeros de trabajo a cenar, no hay que buscar contribuciones cuando llegue la factura. Si usted fuera el anfitrión de la noche, la etiqueta adecuada dicta que es su turno para pagar la cuenta.

6. Mantenga los artículos personales fuera de la mesa

Ahora todos cargamos siempre con nuestros teléfonos celulares y muchos ponemos ese dispositivo a la par cuando estamos almorzando. Si decide hacerlo, sepa que probablemente el smartphone no es el único huésped no invitado. Además de ser excelentes para compartir fotos, los teléfonos celulares son excelentes para compartir bacterias.

7. No pregunte mucho en las reuniones

Cuando va a una reunión, siempre es bueno tener algunas preguntas. La palabra clave aquí es “algunas”. Usted no quiere abrumar al organizador de la reunión o adelantar la agenda de la reunión. Elija las preguntas más importantes y espere hasta el final de la reunión para preguntar más. Si le quedaron algunas más por hacer, envíelas por correo electrónico.

8. No entre sin permiso a la oficina de alguien

“Hey Bob, está ocupado? “La respuesta es probablemente sí, pero tal vez para Bob es muy incómodo sacarlo de su oficina inmediatamente. Pero si usted entra sin permiso, está interrumpiendo el trabajo de otro. En lugar de hacerlo, tome unos minutos para llamar o escribir al correo electrónico y establecer el momento adecuado para hablar.

9. Responder a todos en los correos electrónicos cuando es necesario

La función de “responder a todos” puede ser peligrosa. Pero si usted se olvida de usarla cuando sea necesario, está creando una gran cantidad de trabajo extra. Ahora, la gente no se quedará en el circuito, y se pierde tiempo.

10. Retire a la gente de las cadenas de correo electrónico cuando no necesitan estar allí

No hay nada más molesto que quedarse atascado en una cadena de correo electrónico cuando no es necesario estar ahí. Vuelve del almuerzo y de repente su bandeja de entrada está llena, pero solo uno de los correos es relevante para su trabajo. Antes de iniciar una cadena de correo electrónico, asegúrese de que todo el mundo necesita estar involucrado en el tema.
www.revistasumma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos